domingo, 22 de enero de 2017

Leyeron obras de Bareiro Saguier


Un grupo de escritores se reunió en la mañana de ayer en la librería Servilibro, de la plaza Uruguaya, para recordar al poeta Rubén Bareiro Saguier, quien hoy debía cumplir 87 años. El acto consistió en la lectura de sus obras y rememorar anécdotas de su vida: apresamiento, exilio y relación con grandes literatos.
Varios escritores se reunieron ayer para rendir un homenaje a la memoria de Rubén Bareiro Saguier, con motivo de que el 22 de enero el célebre poeta y narrador compatriota hubiera cumplido 87 años de edad (había nacido en Villeta, en el año 1930).
El encuentro se celebró en el Rincón de los Escritores de Servilibro y el acto consistió en la lectura de poemas del libro “Laderas de la tarde”, cuentos de “Ojo por diente” y el relato de aspectos esenciales de su vida, así como de anécdotas inolvidables vividas con él, tanto durante su exilio como tras su retorno definitivo a Asunción.
En el inicio, Bernardo Neri Farina, presidente de la Sociedad de Escritores del Paraguay, presentó el acto ante los concurrentes y señaló que Rubén Bareiro Saguier fue quizá después de Roa Bastos el más conocido universalmente de nuestros escritores. Recordó al respecto que tras lograr el premio Casa de las Américas de Cuba 1971 con su libro “Ojo por diente”, Rubén regresó a Asunción y fue apresado. Entonces grandes figuras de la literatura universal firmaron una carta a Stroessner pidiendo su libertad. Entre esos firmantes se hallaban Jean-Paul Sartre, Gabriel García Márquez, Mario Vargas Llosa, Ernesto Sábato, Simone de Beauvoir, Roland Barthes, Fernando Savater, Vicente Aleixandre, Marta Lynch y Manuel Puig.
Moncho Azuaga comenzó luego la ronda de lectura de los poemas rodeado por un emotivo silencio en medio del cual los presentes iban sintiendo cada verso del maestro que nació en Villeta y que pese a su largo exilio jamas olvido al Paraguay.
Maribel Barreto recordó cuánto significó Villeta en las obras de Bareiro Saguier, sobre todo en sus cuentos, muchos de los cuales tuvieron como marco la revolución de 1947.
Mirta Roa leyó uno de esos cuentos alusivos a aquella terrible guerra civil, “Sólo un momentito”, con una estructura literaria y un final trágicamente bellos.
Entre los presentes estuvieron Osvaldo González Real, Delfina Acosta, Javier Viveros, Alejandro Hernández, Lourdes Espínola, Tadeo Zarratea, Noelia Quintana, Óscar Pineda, Feliciano Acosta, Carlos Roa, Vidalia Sánchez, la anfitriona, y Susana Gertopán. Esta última festejó también su Premio Municipal de Literatura 2016.
    Fuente ABC Color 

    22 DE ENERO DE 2017

lunes, 16 de enero de 2017

Roa Bastos, inmortal a través de sus obras

Augusto Roa Bastos fue recordado en sus letras, en sus cuentos, relatos y poesías, gracias al acto “Palabra de Roa”, que la Sociedad de Escritores del Paraguay (SEP) llevó a cabo el pasado viernes en la biblioteca de la Manzana de la Rivera que lleva su nombre.
Una gran concurrencia llegó hasta la biblioteca “Augusto Roa Bastos” de la Manzana de la Rivera, para oír los textos de nuestro Premio Cervantes de Literatura en las voces de escritores paraguayos. Esta actividad, llevada a cabo por la SEP, se enmarca en el año del centenario de Roa.
Puntualmente a las 19:30 se dio inicio al acto. El poeta Jacobo Rauskin, director de la biblioteca, hizo hincapié en la gran obra que Roa Bastos nos dejó como legado, mientras que el presidente de la SEP, Bernardo Neri Farina, indicó que todos, como ciudadanos, tenemos la “misión suprema” de leerlo. Puntualizó que “es necesario acercar a Roa sobre todo a la gente joven”. El escritor y periodista continuó diciendo que las obras del literato “llevan a la reflexión profunda” sobre nuestro país. “Cuánta verdad nos dice Roa”, señaló, y puso énfasis en sentir el Paraguay que él describió con sus letras.
La lectura de los textos se inició con Moncho Azuaga, con fragmentos de “Yo El Supremo”. Siguió el intendente de Asunción, Mario Ferreiro, con el cuento “Los carpincheros”.
Carlos y Mirta, hijos de Roa Bastos, pasaron a leer “Metaforismos”. Luego Clotilde Cabral tuvo a su cargo un fragmento del cuento “Pirulí”, y dio paso a Feliciano Acosta, quien se encargó de leer el poema en guaraní “Mbaraka okára”.
Un fragmento de “El fiscal” se escuchó en la voz de Cintia de Estay, para luego apreciar “La rebelión”, por Antonio Pecci. A continuación, Susy Delgado y Damián Cabrera leyeron el poema “Adiós a Hérib Campos Cervera”, seguidos por Marcos Ibáñez, quien leyó un fragmento de “Hijo de hombre”, y Maluli Vera con un fragmento de “Valoración de la mujer paraguaya”
El final llegó con el actor Jorge Ramos, quien entregó una parte de su personificación de José Gaspar Rodríguez de Francia, para la obra “Yo El Supremo”.
    victoria.martinez@abc.com.py